Archivo de la categoría: especialización en caídas

Abogado especializado en caídas en la vía pública

Las caidas por deficiencias en la via publica«Las actuaciones que se ejecutan por toda la ciudad para mejorar aceras y pavimento contribuyen a que el número de caídas y tropiezos haya descendido» tropezó en unas baldosas de dicha vía pública que se encontraban en estado defectuoso, cayendo en el pavimento y quedando tendida en el suelo con un fuerte dolor en el hombro y brazo derechos y con hematomas en las rodillas y partes antes mencionadas. De no admitir este criterio de prueba suficiente, en el caso de accidentes de este tipo, sería prácticamente imposible la prueba de los mismos, dada la inmediatez con la que acontecen los hechos. Dicha cantidad corresponde al período de curación y a las secuelas ocasionadas. Ese hecho supone que debía haber incrementado su diligencia en la deambulación, máxime cuando conocía la zona ya que consta en el expediente que estaba al lado de la guardería donde acudía su hijo y el desperfecto era suficientemente visible dadas sus dimensiones para poder haber sido evitado.

Tiene una experiencia de treinta años en medicina, en las vertientes asistencial —como traumatólogo— y pericial —como médico legista. Entre las secuelas de la caída se citaban la abolición de los movimientos del hombro derecho, la limitación de la flexión del codo derecho y una cicatriz en la cara anterior del hombro derecho, por lo que -según el despacho de abogados Consultivo- le correspondía una indemnización aunque la accidentada reclamó. La Sala no comparte la tesis sostenida por el Ayuntamiento de Málaga. En segundo lugar porque la vía se encuentra abierta a la circulación y al tránsito público, como claramente pone de manifiesto el informe de la Subdirección General de Infraestructuras y Servicios Urbanos, anteriormente Subdirección General de Proyectos y Coordinación de Actuaciones tal como lo ha decidido el fallo atacado, y la suma justipreciada para cubrir este rubro indemnizatorio no se aprecia elevada sino prudente y razonable, por lo que, este aspecto del pronunciamiento debe ser confirmado.

Las lesiones causadas por caídas en las vías públicas (calles, parques, paseos, etc..) por el mal estado de baldosas, escaleras o mobiliario urbano o por cualquier otro funcionamiento anormal de la vía pública producirán igualmente responsabilidad patrimonial de la administración y el ciudadano perjudicado tendrá derecho a reclamar al Ayuntamiento correspondiente y percibir la indemnización por las lesiones sufridas. y la necesidad de una intervención quirúrgica y de rehabilitación posterior, es dable presumir que la reclamante —sin dudas— se haya visto en la necesidad de contratar un medio de transporte privado para desplazarse desde su domicilio hacia los centros asistenciales o consultorios particulares para su asistencia, control y rehabilitación y viceversa, motivo por el cual debemos concluir que éste es un gasto necesario y trascendente que debe ser soportado por el responsable del evento dañoso, ya que no existe razón jurídica por la que deban ser costeados por la víctima.

Este planteamiento conduce en cada supuesto al examen de las circunstancias concretas concurrentes y a la búsqueda de referentes en la abundante casuística que ofrece la jurisprudencia existente. Pero no todas esas reclamaciones están debidamente acreditadas, o no son ‘relevantes’, y en otros casos se han presentado ante el Ayuntamiento, pero son competencia de otra administración. Asimismo, contamos con la colaboración de otros médicos especialistas —odontología, oftalmología, cirugía, ginecología y obstetricia, psiquiatría, psicología…— que le permiten hacer una valoración óptima de cada caso para redactar los informes y defenderlo ante los tribunales. El Ayuntamiento de la capital gasta cada año miles de euros en mantener las calles aseadas y también seguras.

Si bien al apreciarse una leve imprudencia de la víctima, se dijo que procedía atenuar el porcentaje de responsabilidad que debe reconocerse a la Administración en razón del que cabe asignar a la propia víctima. Los informes técnicos confirmaron que sólo había 43 centímetros para el tránsito peatonal, ya que el resto de la acera está totalmente ocupado por la parada. Indicamos el procedimiento a seguir y qué hacer en estos casos. En relación con la prueba testifical, este despacho de abogados Consultivo ha sentado la doctrina, siguiente: “La admisibilidad de la prueba de testigos en el ámbito administrativo está en función de las circunstancias concretas del caso, sin que pueda rechazarse su práctica cuando de ella dependa el sentido de la resolución del procedimiento o sea el único medio de prueba que permita acreditar los requisitos necesarios para la concurrencia de la responsabilidad patrimonial.

En mérito de lo expuesto, el despacho de abogados Consultivo de Málaga es de dictamen: Que no existiendo relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio público de pavimentación de vías urbanas prestado por el Ayuntamiento de Málaga y los daños sufridos tras una caída, procede desestimar la reclamación de responsabilidad patrimonial examinada. ¿Cómo reclamar? Para poder reclamar la indemnización correspondiente, deberá: Llamar a la Policía en el momento del accidente para que realice atestado correspondiente, tomar fotos de los daños y de lo que los ocasionó. Por su parte, el despacho de abogados de Gobierno, por el que se aprueba el Reglamento Técnico de Desarrollo en materia de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, establece criterios y normas básicas que hacen posible la accesibilidad, evitando la aparición de nuevas barreras, así como otras que ordenan la eliminación de las existentes en el diseño y ejecución de las vías y espacios libres públicos y del mobiliario urbano, en la construcción o reestructuración de edificios y en los medios de transporte y de la comunicación sensorial, tanto de uso público como privado.

Asimismo podrá interponer contra ella cualquier otro recurso que estime adecuado a la defensa de sus intereses. El análisis de la relación de causalidad existente entre el actuar administrativo y los efectos lesivos producidos aparece de ordinario como elemento esencial en el examen de los procedimientos seguidos en materia de responsabilidad patrimonial de la Administración. subrayamos que «no basta una acera poco homogénea para que surja la responsabilidad de la Administración en caso de caídas que podrían haber sido evitadas por los peatones con un cierto grado de diligencia por lo que es necesario en estos casos un “riesgo grave y evidente”».